NOTICIAS

Baile Religioso Juan Pablo I: Una tradición familiar de devoción a la Virgen María de Andacollo

6 abril, 2018

La vestimenta que lo caracteriza es falda y camisa blanca, con un terciado de color rojo y azul, coronado todo con un gorro en forma media luna. Su danza es lenta y acompasada. En sus manos, llevan un pañuelo, de forma alargada, para danzarlo por los aires. Se acompañan de instrumentos gruesos. Sus filas son integradas, principalmente, por mujeres.

El Baile Religioso Juan Pablo I nace en el seno de la piadosa familia de Agustín Araya Santibáñez, patriarca y gran devoto de la  Virgen de Andacollo. Araya une a su esposa e  hijos en el danzar y alabanza a la Madre de la Montaña. Al fallecer, sus hijos han conservado el legado de su padre y, hasta la fecha,  acompañan a la Sagrada Imagen de la Virgen en festividades religiosas y patronales rurales, que se desarrollan en distintos puntos cercanos a la comuna minera.

Los datos históricos señalan que esta institución se fundó el  27 de febrero de 1952, en presencia del Arzobispo de La Serena, Alfredo Cifuentes y el párroco de la época, Reverendo Padre Florencio Fernández, Misionero Claretiano, con una inscripción inicial de 51 integrantes. Para su formación, se solicita  la autorización al cacique Félix Araya Cisterna, con el nombre de Baile Turbante Nº 3. En el mismo año, se presentaron, por primera vez, en la Fiesta Patronal de San Lorenzo.

Por error del mismo cacique,  diez años más tarde y, basado en el hecho de no poder formarse más bailes turbantes, se solicita el cambio de denominación a Baile de Danza Nº 16 del Santuario de Andacollo. Éste se formó solamente con socios, quedando como jefe Agustín Araya Santibáñez. El 30 de octubre de 1954, el Arzobispo de La Serena,  Alfredo Cifuentes, autoriza la creación de la Rama Femenina.

Posteriormente, el 21 de abril de 1979, se solicitó al Cacique Rogelio Ramos, que este baile pasara a las filas de danzas de instrumentos gruesos, puesto que incorporó, en su puesta en escena, instrumentos de percusión, como bombos y cajas de redoble. Desde esa fecha y en memoria del Papa fallecido por aquél entonces, se bautiza esta institución como  Baile Religioso Juan Pablo I Nº 29 del Santuario de Andacollo.

Este baile cuenta con una sub sede en la ciudad de Ovalle, la cual está registrada en la Iglesia San Vicente Ferrer y el Santuario de Sotaquí, la que fue fundada el 26 de noviembre de 1962.

Su jefe, Agustín Araya, se destacó  por su trabajo activo en pro del desarrollo y continuidad del baile religioso, para lo cual, entrega prácticamente su vida entera. Lamentablemente, dejó de existir el  29 de septiembre de 1995, dejando como herencia a su familia el amor entrañable a la Santísima Virgen de Andacollo. Actualmente, su legado lo  perpetúan su esposa e hijos, siendo ellos quienes dirigen este grupo de danzas religiosas.

 

 

COMPARTE EN TUS REDES:
Ver archivo