NOTICIAS

Maricel Zepeda, una Bombera con 20 años de vocación al servicio de los andacollinos

11 julio, 2017

Maricel Zepeda Valdivia, es una andacollina que es esposa, madre de 2 hijos y orgullosa integrante del Cuerpo de Bomberos de nuestra comuna. Con más de 20 años en la institución, fue una de las primeras en ser aceptadas cuando se abrió el voluntariado a las mujeres, por esta trayectoria el pasado mes de junio recibió una medalla de reconocimiento a las dos décadas de ayuda a la comunidad.

Su vocación de servicio es algo que ha heredado, pues su abuelo Arturo Valdivia fue uno de los fundadores del Cuerpo de Bomberos andacollino. Por otra parte, su padre también es voluntario así que desde pequeña tuvo la inquietud y el anhelo por servir a los demás en los momentos que más lo necesitan.

Maricel, en la institución conoció a su esposo hace 15 años, con él ha formado una familia en que el orgullo de ser Bombero los ha marcado profundamente compartiendo los valores que los caracterizan y traspasándolo a su hija que ya es cadete.

Actualmente, es la Secretaria de la Primera Compañía y se manifiesta feliz, porque “mis compañeros gracias a Dios me han recibido muy bien me tratan como uno más. Para mí ser bombera significa que soy capaz de ayudar a los demás sin recibir nada a cambio, solo por el afán de servir, me siento orgullosa de ser bombero”, señaló la voluntaria.

Para Maricel el compromiso y sus ganas de ayudar han sido el impulso para capacitarse en diferentes cursos que le permiten afrontar las emergencias, comenta que “he recibido capacitaciones de primeros auxilios, cursos básicos de agua, de fuego, de táctica, de conductas bomberiles, de entrada forzada búsqueda y rescate, solo me faltan los de ahora, los más nuevos”.

A lo largo de estos 20 años de voluntariado a Maricel le ha tocado asistir a muchas emergencias, pero la situación que más la ha marcado fue el rescate de los pirquineros atrapados en la Mina San Andrés, en el cual trabajaron por varios días y noches para sacarlos con vida. Allí se formó un grupo entre las familias, otros mineros y los voluntarios que trabajaron incansablemente durante varias jornadas, generándose un espíritu de cooperación y esfuerzo que aún recuerda esta Bombera.

COMPARTE EN TUS REDES:
Ver archivo