NOTICIAS

Vecina de El Curque lleva más de treinta años como amasandera

26 julio, 2017

La  señora  Erika Aguilera  es una esforzada andacollina, viuda  y  madre de cinco  hijos  que  lleva más de tres décadas  dedicada  a la  elaboración del pan.

La  suya  es una historia de esfuerzo y  sacrificio, pues partió con lo  mínimo, nos  comenta  que  cocinaba  de tres  a cinco  kilos de  pan  en una hornilla pequeña con la ayuda de  su esposo. En la actualidad hornea 20 a 25  kilos diariamente, y  los  domingos son 50 kilos.

Como su producto tuvo  buena aceptación, construyeron un horno de  barro que les permitió aumentar la  cantidad de panes amasados. Durante  15  años, ese fue el  método de cocción, para lo cual  doña Erika y  su familia salían a recolectar la chamiza y  leña por los cerros aledaños a nuestra  comuna para  caldear el horno.

Al pasar los años, finalmente pudieron adquirir un horno de segunda mano para lo  cual  ahorraron con mucha perseverancia. Además, a través de un proyecto  Fosis le entregaron otro horno, lo que  le permitió consolidar aún más este  emprendimiento, ampliándose a la elaboración de chaparritas y  empanadas.

Si  hay  algo  que  destaca en la  señora Erika es el amor por su  trabajo, se dedica con alegría  y  cariño a esta labor,  pues señala que “para mí  ha sido  bueno,  no me acostumbro sin amasar, como  4 años  estuve enferma y  pensaba en volver  amasar, es algo que me llena, es parte de mi  vida. Estoy  feliz con esto no sé hasta  cuando  trabajaré, pero mientras tenga vida y  salud lo  seguiré haciendo”.

Su  negocio  está  ubicado  en la calle Bellavista N°9, en El  Curque, y atiende todos los días a su  clientela, además del  tradicional pan amasado ofrece diferentes  productos como  cecinas, huevos, paltas, etc. para acompañar los desayunos u onces de su  fiel clientela, que llegan de todos los sectores de la comuna.

COMPARTE EN TUS REDES:
Ver archivo