NOTICIAS

Maira Mombach: “Andacollo recibe muy bien a todas las personas”

16 marzo, 2018

 

Tras doce años viviendo en la comuna, indica que se ha sentido querida por los andacollinos y que ha encontrado, en estas tierras, una oportunidad para poder ganarse el sustento diario por medio de la repostería.

Maira Mombach es brasileña, pero vivió varios años en Argentina, donde conoció a su esposo chileno, Guido Pastén, quien también se encontraba residiendo allá. Llegaron a Andacollo el 4 de abril del 2006, donde su marido tenía a su abuelo paterno, Pedro, quien falleció hace  tres años. Tienen cuatro hijos y una nieta en camino. Actualmente, él es chofer contratista de Teck por Transportes Huerta y ella se dedica al emprendimiento de repostería, el cual ha tenido gran éxito entre los andacollinos.

Mombach destaca la grata acogida que ha recibido por parte de los andacollinos y los describe como personas amables y cariñosas, admitiendo que, también, ha puesto de su parte para que esto ocurriese: “Doy gracias a Dios por el buen recibimiento que he tenido acá. Igual, siendo sincera, soy una persona muy cálida y alguien así es difícil que caiga mal. Todo el mundo me ha recibido súper bien”.

Sobre el conocimiento de casos similares al suyo, admite que tiene poco contacto con otros inmigrantes, pero reafirma que, en general, Andacollo acoge muy bien a las personas, no solamente a los extranjeros: “Es una ciudad que recibe gratamente a todos. Eso sí, no todos somos iguales y no nos comportamos de igual manera. Creo que de eso depende la forma en que seas acogido en alguna parte. El andacollino tiene buen corazón, tiene mucho calor humano. Hago el llamado a que les den una oportunidad a los inmigrantes, así como se hace acá, ya que nadie sabe la historia que hay detrás de ellos. A muchos, la única opción que les queda es ir a buscar el sustento a otro país, entre ellos Chile, puesto que es una nación que siempre sale adelante”.

Finalmente, explica que su sueño es construir un local comercial y establecerse formalmente para poder vender sus dulzuras, las cuales, enfatiza, tienen ese toque personal que solamente ella sabe darle: “Actualmente hago mis queques, tortas y coctelería en un rincón de mi casa, pero espero edificar una linda panificadora para hacer lo que más me gusta: la repostería. A todo lo que hago le pongo ese toque especial de mi país y eso es verdad, ya que he dado las recetas a otras personas pero no les sale igual. Cada una tiene su forma de hacer, su “mano” como se dice. Mi queque ha sido todo un suceso. Todo Andacollo conoce mi queque”, señala sonriendo esta bella brasileña hoy andacollina.

Sus productos pueden adquirirse en Mackenna #93, en la población Casuto,  o al teléfono 986612736.

COMPARTE EN TUS REDES:
Ver archivo