NOTICIAS

Bendicen arreglos realizados a Comedor de Ancianos por empresa de Sierra Gorda

15 junio, 2018

CSI, filial de Copec, realizó con sus trabajadores un fondo de ahorros para reunir recursos para invertirlos en una acción social. Sería la propuesta del andacollino Víctor Morales la cual ganaría la posibilidad de realizarse. Tres semanas duraron los trabajos.

 

En dependencias del Comedor de Ancianos Antonio Fernández Cuervo, se realizó la bendición de los arreglos efectuados al recinto por la Empresa CSI. Esta acción solidaria, que beneficiará a los 17 adultos mayores de la institución, nació de la iniciativa de un andacollino trabajador de la empresa, Víctor Morales, quien postuló a un proyecto social de su empleador. Estas refacciones fueron muy bien recibidas por las voluntarias del comedor y los abuelos y abuelas, puesto que les permitirán mejorar su estadía diaria mientras reciben su almuerzo.

Víctor Morales indicó que su motivo para plantear este proyecto a su empresa fue las ganas de ayudar a los adultos mayores de su ciudad natal: “Sentí las ganas de aportar en algo a la comuna de Andacollo, donde yo nací. Es la primera ayuda social que hacemos como empresa. Así que decidí hacer un video para concientizar a la compañía de utilizar los fondos que teníamos para ayudar a este Hogar de Ancianos. Ya terminamos los arreglos y lo mejor de todos es ver la alegría de los abuelos por lo que hemos hecho”.

Por su parte, Adriana Galleguillos, encargada del Comedor de Ancianos Antonio Fernández Cuervo, señaló cuán necesarios eran estos trabajos para este importante recinto: “Estamos felices porque la infraestructura necesitaba que la arreglaran. Estábamos llenos de hoyos, porque es una construcción antigua. Por eso, damos las gracias a los trabajadores de la empresa, especialmente a Víctor, porque nos da mucho orgullo que el andacollino, aunque migre, siempre va a seguir siendo andacollino y que va a acordarse de su pueblo esté donde esté”.

Finalmente, Eduardo Rojas, administrador de Contrato de la Empresa CSI, explicó cómo se gestó este proyecto: “Nació de la iniciativa de los trabajadores. Nosotros queríamos hacer trabajo de presencia en la comunidad, así que ahorramos mes a mes para crear un fondo para invertirlo en un tema solidario. Tras ver las propuestas, nos llamó mucho la atención ayudar este comedor. Al principio era solamente un aporte material, pero cuando vinimos para acá, nos dios cuenta que podíamos hacer más por ellos. La recepción ha sido espectacular. Estamos asombrados del voluntariado que ellas hacen por la Tercera Edad y de nuestros trabajadores, que usaron su tiempo libre para ayudar a quienes más lo necesitan”.

COMPARTE EN TUS REDES:
Ver archivo